Una vez extraídos nuestros aceites, comenzamos la labor de seleccionar aquellos que envasaremos bajo nuestras marcas.

Esta selección se realiza a través de la cata, buscando esas sensaciones que a nuestros clientes ya les resultan familiares al abrir nuestras botellas.