El aceite de orujo de oliva puede convertirse en la base para dar ese salto de calidad que necesita tu negocio. A continuación, te comentamos cuáles son sus características principales y sus ventajas.

Características del aceite de orujo de oliva

Son las siguientes:

– Se realiza con la grasa que queda tras haber prensado el aceite de oliva.

– Se incluyen la piel y los huesos de las aceitunas prensadas.

– Se somete a diversos procesos químicos y a un refinado final para que pueda ser comestible.

– Ha conseguido convertirse en el segundo aceite, tras el de oliva, más saludable del mercado.

– Ocupa ya el 10 % de la producción de aceite a nivel nacional.

¿Por qué es idóneo para la hostelería?

En primer lugar, por su precio, mucho más asequible que el de oliva. Además, es la opción perfecta debido a que:

– Es apto para realizar frituras de todo tipo (sin aportar sabor alguno a los alimentos).

– Su durabilidad es muy alta, por lo que resulta más rentable que otros aceites. La comparativa no deja lugar a dudas. El aceite de girasol puede llegar a 18 frituras sin perder sus propiedades. El de orujo alcanza las 21 sin problemas y puede llegar a las 40 manteniendo sus características. Haz números y actúa en consecuencia.

– Mantiene las propiedades nutricionales del aceite de oliva. Contiene antioxidantes y evita las trombosis (gracias a su poder para dilatar los vasos sanguíneos). Además, mejora la salud cardiovascular del consumidor.

Curiosamente, hasta el 85 % de este aceite se exporta a otros países, cosa que ha provocado la entrada de aceites de origen vegetal de peor calidad. No en vano, apenas un 4 % de personas conoce su existencia o apostaría por consumirlo.

Sin embargo, ¿qué pensarías si te dijéramos que un reciente estudio científico lo considera más saludable que el de girasol? Este último presenta un doble enlace en su cadena molecular, mientras que el de orujo tiene dos. Esta circunstancia incide en la oxidación del aceite al ser sometido a altas temperaturas. El de orujo continúa siendo el más resistente y saludable.

El secreto para conservar sus propiedades está en el propio proceso de fabricación. Mientras que otros aceites vegetales se refinan (perdiendo así sus antioxidantes), el de orujo se mezcla, tras el refinado, con aceite de oliva virgen extra. De este modo, recibe justo lo que ha perdido, consiguiendo así ser la opción más recomendable para los profesionales de la hostelería.

El aceite de orujo de oliva es, por lo tanto, más económico, más saludable y más recomendable que otras opciones. Devuélveles la vida a tus frituras y prueba este producto. Seguro que tu clientela habitual nota la diferencia y puedes conseguir ese salto de calidad tan beneficioso para tu negocio.