Incorporar aceite de oliva virgen extra mejora los batidos de frutas y verduras con las propiedades nutricionales del zumo de aceituna.

Los smoothies de frutas y verduras se han consolidado como una opción saludable para aquellas personas que buscan cuidarse sin renunciar al placer de tomar un batido. La combinación de frutas y verduras frescas nos permite equilibrar nuestra alimentación de una forma cómoda y fácil, siendo una fórmula que funciona incluso con los peques, ayudándoles a disfrutar de esos alimentos que tanto les cuesta comer. Si además elegimos producto de estación, el resultado final será sano y sabroso.

Naranjas, limones, pomelos, limas, piñas o frutos silvestres, combinan a la perfección con zanahorias, apios o espinacas. Una forma refrescante de sumar a nuestro día a día el aporte de alimentos frescos que el organismo necesita.

¿Qué más se le puede pedir a un zumo de fruta y verdura? Que nos aporte también los beneficios de los aceites de oliva. Para ello, nada mejor que aprovechar los aromas y sabores del aceite de oliva virgen extra para potenciar los de nuestros batidos. Arbequina, cornicabra, hojiblanca o picual son algunas de las 260 variedades que nos ofrece el olivar. Con cualquiera de ellas podemos enriquecer nuestro smoothie aportándole, además, elementos tan beneficiosos como los polifenoles, el ácido oleico o la vitamina E.

A continuación os dejamos una propuesta de elaboración con el aceite cornicabra, típico de nuestra zona:

Zumo apio-zanahoria y cornicabra

Ingredientes

Zanahoria, apio y dos cucharadas de AOVE cornicabra, por sus interesantes notas a manzana y fruta verde.

Modo de elaboración

Limpiar y pelar todos los ingredientes. Pasarlos por una licuadora y extraerles el jugo. Incorporar el aceite de oliva virgen extra de la variedad cornicabra y remover hasta que quede integrado.