El mundo del aceite de oliva es muy amplio y con infinidad de secretos por descubrir. Por ello, desde hace unos últimos días desde Morainsa estamos realizando para ti contenido para iniciarte en la cata de aceite para que aprendas a diferenciar y escoger un aceite de calidad. Nuestro último vídeo es una introducción a la variedad arbequina. Y después de esa breve introducción toca empezar a descifrarte sus usos y características. ¿Te animas a descubrirlas?

¿Qué es la variedad de aceite arbequina?

Lo primero es conocer sus características físicas. Se trata de una oliva de pequeño tamaño. Un tamaño que engaña, puesto que a primera vista parece que no se puede extraer mucho zumo de su interior pero no es así. ¿Por qué? Porque es una de las variedades más grasas. Sin embargo, posee un hueso de gran tamaño. Esto hace que su relación pulpa-hueso sea baja.

Otras de sus características que la hacen inconfundible es su apariencia. Una aceituna de forma simétrica y esférica. La oliva arbequina alcanza su madurez cuando su piel presenta color negro. No obstante, al tener una baja exposición a la oxidación se opta por una recogida temprana. Lo que hace que se recojan cuando aún esta un poco verde. Lo que garantiza que su sabor desprenda unos matices afrutados.

arbequina

¿Cómo es el aceite arbequina?

La primera característica que nos permitirá diferenciar la variedad arbequina es su sabor dulce. Un sabor que en su entrada en boca no nos dejará un regusto amargo.

Si eres un apasionado de las frutas entonces este aceite encaja contigo. ¿Y a qué frutas te recordará?. Muy sencillo. Los aromas que podrás degustar en este aceite son a plátano o manzana.

Algunas características propias del arbequina es que su amargor y picante es equilibrado. Su dulzor es suave y su afrutado muy intenso.

Por tanto, estamos ante una variedad ideal para los poco amantes del picante y, sobre todo, indicada para los más pequeños.

 

¿Dónde conviene utilizar el arbequina?

Si deseas potenciar los sabores de tus ensaladas es el aceite con el que mejor conseguirás este objetivo. Además, de que su sabor suave te servirá completamente para adornar tus platos de sabor más suave. O si prefieres realizar aliños esta variedad es la más indicada.

Otro de sus usos más habituales es es tu desayuno. ¿Cómo?. Empleándolo en tus tostadas.

¿Quieres aprender a catar el aceite arbequina? ¡Atent@ a este vídeo!

¿Qué te ha parecido el post? Si te has quedado con ganas de saber más descúbrelo aquí.

O si por el contrario, quieres otro enfoque sobre cómo catar aceite visita otro de nuestros post