El aceite de oliva aporta tantos beneficios para la salud que es difícil detallar todos y cada uno de ellos. No obstante, en este artículo te explicaremos cuáles son los más importantes y por qué debes incluirlo en tu dieta diaria como base de cualquier receta.

 

¿Qué es el aceite de oliva virgen extra?

Una vez que se ha realizado la transformación de la aceituna en el molino, mediante diversos procesos mecánicos y físicos podemos obtener diferentes calidades de aceite. El de más calidad, dentro de los aceites vírgenes es, sin duda, el aceite de oliva virgen extra.

Ni el aove ni el aceite de oliva virgen extra se someten a procesos refinados o de extracción química, es decir, son productos totalmente naturales. No obstante, la diferencia entre ellos radica en la acidez, y esta hace que el sabor y olor del extra, que es el de mayor categoría, tengan una calidad inmejorable.

Como dato informativo añadiremos que los aceites de oliva deben tener un nivel de acidez igual o inferior al 2 % y los aceites extra no pueden sobrepasar el 0,8 %. Gracias a Internet y a tiendas especializadas en productos gourmet, podrás encontrar una gran variedad de aceites de categoría superior para que elijas el que más te guste.

 

Beneficios del aove

La afirmación de que los aceites de oliva son sanos es totalmente cierta porque están incluidos dentro del grupo de las grasas monoinsaturadas, conocidas vulgarmente como grasas buenas. En los últimos años, gracias a diferentes investigaciones científicas, se ha podido demostrar que este tipo de grasas aporta grandes beneficios al organismo, desde el cerebro hasta el corazón.

En las siguientes líneas puntualizaremos cuáles son dichos beneficios para que tengas la seguridad de estar tomando un alimento nutritivo y saludable.

 

Es bueno para el corazón

Está comprobado científicamente que algunos componentes del aove contienen propiedades que te ayudarán a reducir la presión sanguínea y a protegerte del infarto de miocardio. Además, cabe resaltar que su ingesta está indicada para controlar los niveles de colesterol en sangre y evitar así complicaciones cardiovasculares.

 

Saludable para el cerebro

Las grasas monoinsaturadas de los aceites de oliva también son buenas para reducir riesgos de depresiones y mejorar la salud mental. El aceite de mayor calidad, el extra, es el que contiene la mayor cantidad de antioxidantes, que incluso pueden ayudar a frenar el avance de la enfermedad de Alzheimer (EA).

Por otra parte, si consumes regularmente aceite de calidad, es posible que tengas meno riesgo de padecer un ictus según algunos estudios recientes.

 

Idóneo para el metabolismo.

Si tomas aceite, la sensación de sentirte saciado te durará más tiempo y, por tanto, también te ayudará a mantener un peso equilibrado. Tanto si lo utilizas en tostadas para desayunar como si lo haces para aliñar purés o ensaladas, te garantizamos que su aporte nutritivo es totalmente enriquecedor para tu organismo.

Algunos estudios afirman que los beneficios metabólicos de este producto natural son especialmente marcados para prevenir y controlar la diabetes de tipo 2.

También destacamos que su consumo favorecerá tu función digestiva y reducirá la secreción de ácidos gástricos, protegiendo tu organismo de enfermedades gastrointestinales. Además, es interesante que sepas que ayuda a combatir el estreñimiento, gracias a su leve efecto laxante, y mejora la absorción de los nutrientes en el intestino.

 

Otros beneficios que produce el consumo de aceite de oliva virgen extra

Además de todos los beneficios citados anteriormente, el aceite virgen de oliva también retrasa el envejecimiento porque sus antioxidantes protegen frente a los radicales libres, que son los que aceleran este proceso.

Por otra parte, varios de sus componentes te servirán de ayuda para ralentizar el desarrollo de la artritis y limitar la pérdida de calcio, que es la que provoca la eliminación de masa ósea y, por tanto, desencadena algunas patologías como la osteoporosis.

Por todo ello te animamos a incluirlo en tu alimentación y a que hagas lo posible para que tus familiares de edad avanzada también lo hagan.

Por supuesto, también debes hacer que los más pequeños de la familia lo consuman regularmente, sobre todo si están en edad de crecimiento, porque este producto contribuirá al desarrollo correcto de sus huesos. Todo son beneficios para la familia, como puedes comprobar, al apostar por este tipo de aceite tan nutritivo y protector.

En relación con el cáncer, algunos científicos sugieren que es favorable el consumo de aceites de oliva para proteger al organismo de los ataques de células malignas en diferentes partes del cuerpo, como las glándulas mamarias o los intestinos.

En conclusión, el aceite de oliva no solo potenciará el sabor de tus platos, sino que además tu organismo agradecerá la ingesta de la dosis recomendada diariamente. Esperamos que, ahora que conoces muchos de sus beneficios, apuestes siempre por este producto fabricado en España y con garantía de máxima calidad.

0
Envío gratis a Madrid ciudad y Toledo ciudad. *Pedido mínimo 50€.