¿Te asusta consumir grasas? Seguramente sí. Es normal. Pero lo que mucha gente desconoce es que consumir grasas es bueno para mantener una dieta saludable pero no todas son saludables. Hoy os hablaremos de una que si lo es, el aceite de oliva.

Muchos de los alimentos que consumimos en nuestro día a día contienen muchas grasas entre sus ingredientes pero, hasta hace unos años, la mayoría de los fabricantes “escondían” el origen exacto de esas grasas bajo la denominación “aceites vegetales”.

Sin embargo, desde 2014, la normativa sobre etiquetado de alimentos exige especificar el origen de cada grasa vegetal. ¿Por qué? Por un motivo de peso: hay una gran diferencia entre hablar de aceite de oliva o hacerlo de aceite de palma.

Por ello, vamos a daros unos consejos muy sencillos.

 

Ventajas del aceite de oliva para tus dietas saludables

¿Alguna ves te has preguntado cuáles son los beneficios que aporta el aceite de oliva a nuestro cuerpo?

Pues bien, te lo resumimos de manera sencilla. Cuando hablamos de aceite de oliva, estamos hablando de una grasa constituida principalmente por ácido oleico (ácido graso monoinstaurado), que ayuda a reducir el colesterol LDL (el malo) y aumentar el HDL (el bueno).

Aunque una de las grandes fortalezas de este alimento radica en que protege de la oxidación, reduce la presión arterial y la inflamación y disminuye la tendencia de la sangre a formar trombos, tal y como recoge la Fundación Hipercolesterolemia Familiar.

Todo esto hace que el aceite de oliva sea una grasa perfecta para prevenir enfermedades cardiovasculares.

ventajas aceite de oliva

¿Por qué debes sustituir el aceite de palma por aceite de oliva?

El aceite de palma es la grasa vegetal más usada en el mundo, tanto en la industria alimentaria como en la cosmética debido a su bajo precio con respecto a otras grasas. Se produce a partir de los frutos de la palma africana y se cultiva, mayoritariamente, en países tropicales, sobre todo en Indonesia y Malasia, de donde procede el 85% de la producción mundial.

¿Por qué el aceite de palma no es recomendable?

Existen muchos motivos y te los vamos a explicar detalladamente:

  • Está formado en un 48% por ácidos grasos saturados. Un tipo de ácidos que es perjudicial para la salud, tal y como, han indicado en alguna ocasión la FESNAD (Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética) o la SEDCA (Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación) o la OMS  (Organización Mundial de la Salud).
  • Está demostrado que el consumo de aceite de palma ayuda a desarrollar enfermedades, como cáncer, diabetes tipo II, obesidad y enfermedades cardiovasculares.
  • Otro de los motivos para evitar el aceite de palma o los productos elaborados con ellos, es que la grasa saturada es el factor de la dieta que más aumenta el colesterol en sangre. Por lo tanto, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades del corazón.
  • Finalmente, resaltar que el proceso de transformación al que se somete el aceite de palma para poder utilizarlo en la elaboración de productos alimenticios genera sustancias dañinas y potencialmente perjudiciales para la salud.

 

Si tienes dudas a la hora de escoger un aceite de oliva de calidad te las resolvemos con este post que te quitará todas las dudas de un plumazo para conseguir acompañar tus dietas saludables.

O si por el contrario, buscas el ingrediente más adecuado para enriquecer tus platos, te traemos alguna receta con la que mejorarás el sabor de tus creaciones.